Archivo de la categoría: 未分类

Clamor blanco contra el VAR

El Real Madrid recelaba de Hernández Hernández y de Burgos Bengoetxea… y el partido le dio la razón. Los blancos reclamaron dos penaltis, ambos sobre Raphael Varane, en el tramo inicial del partido, que no fueron concedidos, para indignación de los madridistas. El cabreo era tal que hasta Emilio Butragueño, habitualmente comedido, se mostró rotundo tras el partido. «Es difícil entender que una tecnología que está a disposición de los árbitros no se haya utilizado. Es muy desconcertante. Son dos jugadas clarísisimas. Si hay una tecnología a disposición del equipo arbitral, sinceramente como aficionado al fútbol, el VAR tiene que intervenir. No sé la conversación que han tenido entre el responsable del VAR y el árbitro pero lo tiene que revisar o le dicen que no ha pasado nada. Las imágenes llaman la atención», dijo el directivo blanco.

«Nosotros somos partidarios del VAR, entendemos que la tecnología tiene que estar presente para ayudar al árbitro porque es imposible que pueda ver todas las jugadas. El VAR interviene cuando la jugada es clarísima, es desconcertante que no haya intervenido porque entendemos que son jugadas clarísimas que el árbitro no ha podido ver».

Varane fue el protagonista de ambas acciones. En el minuto 18, el central del Madrid sufrió un plantillazo de su compatriota Lenglet en una acción dentro del área azulgrana. La marca de la bota del defensa culé quedó grabada en el muslo del defensa blanco, pero el colegiado se desentendió de la acción. En la jugada previa hay una posible mano de Benzema tras el cabezazo de Casemiro que saca Piqué bajo palos que hubiera podido invalidar la revisión del penalti.

Sin embargo, no tardó mucho Hernández Hernández en volver a enfadar a los madridistas, cuando de nuevo Varane fue agarrado dentro del área del Barça por Rakitic a la salida de un córner. Ni el colegiado ni el VAR, a cargo de De Burgos Bengoetxea, vieron la infracción del centrocampista del Barça. No extrañaron por tanto las palabras de Casemiro. «Nos vamos enfadados porque el árbitro podría haber revisado la jugada. No hay problema alguno en perder 30 segundos en ver en el VAR si era penalti o no».

El cabreo en el Madrid era monumental. Hasta el punto de que hasta la web oficial del club, habitualmente neutra, mostraba una pieza sobre los dos penaltis, que también se mencionaban expresamente en la crónica del partido.

El enfado blanco tras lo sucedido en el Camp Nou se une a las quejas ya expresadas tras otros dos encuentros esta temporada. Ante el Mallorca, donde se pidió un penalti a Brahim, y frente al Betis, encuentro en el que no se señaló como penalti una mano de Feddal dentro del área.

Courtois se quita la espina del 5-1

Todo el Real Madrid salió ganando de la comparación con la última visita al Camp Nou, aquel 5-1 que certificó la carta de despido de Julen Lopetegui. Pero si hubo un jugador que se desquitó de aquella noche de pesadilla fue Thibaut Courtois, que pasó de encajar cinco a dejar su puerta a cero, y de cosechar muchas críticas tras aquel partido de hace un año y medio a salir como uno de los destacados de la noche, confirmando su buen momento bajo los palos del Real Madrid.

Tres días después de reclamar protagonismo en ataque, con aquella subida para rematar un córner que acabó con el gol de Benzema que dio al Madrid el empate en Mestalla, Courtois dejó su puerta a cero por novena vez en la temporada. El dato evidencia el buen momento del portero, al que acompaña el rendimiento defensivo de un equipo que se aplica en la presión desde el primer hombre de su ataque. Pero, cuando el rival supera las líneas blancas, ya aparece Courtois para negar la ocasión. Fue lo que le sucedió a De Jong tras una buena acción individual, pero su disparo murió en las manos del belga. Fue su única intervención de riesgo, aunque también se mostró seguro por arriba en las pocas acciones a balón parado de la que disfrutó el Barça.

Courtois está asentado como indiscutible en la portería del Madrid y su rendimiento empieza a estar a la altura de lo que se esperaba cuando el Madrid acometió su fichaje hace una temporada y media. Llegaba el mejor portero del Mundial de Rusia, pero su primer curso, como el del equipo, fue decepcionante. Esta temporada, ya sin la competencia de Keylor Navas, está mucho más cerca de su mejor versión, como demostró en Mestalla y ratificó ayer en el Camp Nou.

Bale recupera galones en ataque tras su «partidazo» en el Camp Nou

En una gran noche apareció Bale. Había ciertas dudas sobre la presencia o no del galés en el once de gala del Camp Nou, pero Zidane apostó por el 11 blanco, que recupera galones en el ataque después de unas últimas semanas en las que entre unas cosas y otras, no terminaba de recuperar el protagonismo que tuvo en el comienzo de temporada.

Un Clásico apasionante

Bale recuperó la titularidad en el Clásico tras viajar a Brujas en Champions y no jugar, y tras ser suplente en Mestalla. Una secuencia que hizo dudar de si Zidane se estaba guardando la baza del galés para el Camp Nou o si el jugador había perdido la confianza del técnico, que apostó por Rodrygo.

Bale formó finalmente de inicio con Benzema en ataque y cuajó un gran partido. Elogiado por Zidane al final del choque («Ha hecho un partidazo», dijo), el galés llegó a marcar un gol que finalmente fue anulado por fuera de juego en la acción previa de Mendy, que fue el que asistió al 11 blanco.

Sin duda, la recuperación de Bale es una buena noticia para Zidane, una vez que la lesión de Hazard había debilitado el poder ofensivo del equipo. Las lesiones y alguna que otra polémica había frenado un poco al galés que, sin embargo, tras su actuación en el Camp Nou, parece que vuelve a coger impulso. Se vio el Clásico Bale en otra gran noche.

El rodillo del Barça se para en el peor momento

EReal Madrid frenó ayer la gran racha del Barcelona. Los catalanes contaban sus partidos en casa en LaLiga por victorias y habían acostumbrado a su grada a celebrar goles. Anoche, no ganaron y no marcaron. El equipo de Zinedine Zidane acabó con su excelente trayectoria. Los culés, no obstante, se mantienen líderes de la clasificación.

El primer puesto que ostenta el conjunto catalán se debe a su gran hacer en el Camp Nou. Hasta ayer, había ganado los siete partidos que había jugado en su casa en LaLiga, por lo que de los 35 puntos que tenía, 21 los había logrado contra los rivales en su feudo. Los choques fuera de Barcelona están siendo su gran lastre este curso: cayó contra el Athletic, el Granada y el Levante y empató contra Osasuna y Real Sociedad. Anoche dio su primera concesión como local esta temporada.

Tridente

Pero los seguidores culés no sólo están acostumbrados a ver su equipo ganar. También se han habituado, lógicamente, a celebrar goles. El equipo azulgrana enlazaba ¡34! partidos del torneo nacional marcando en el Camp Nou. Hasta anoche, Valverde sólo había abandonado su estadio sin haber movido el marcador en un encuentro: en el choque contra el Getafe de febrero de 2018. Ayer, el Real Madrid volvió a secar al Barcelona.

GRAF1629. BARCELONA, 18/12/2019.- El defensa francés del Real Madrid Ferland Mendy (d) realiza una entrada a su compatriota del Barcelona Antoine Griezmann durante el partido aplazado de la décima jornada de LaLiga Santander de fútbol que se disputa este miércoles en el Camp Nou .EFE/ Enric Fontcuberta.

Ningún jugador azulgrana pudo superar a Courtois y a la zaga blanca. El tridente se quedó seco. No fue, no obstante, un partido de grandes ocasiones. Leo Messi, que volvió a encontrar en Jordi Alba un buen socio, fue el miembro del gran ataque barcelonista que estuvo más activo y rozó el gol. El capitán azulgrana, que sigue encabezando el Pichichi junto a Benzema, intervino en 68 acciones, hizo dos remates aunque sólo uno a puerta y tuvo un porcentaje de acierto en los pases del 83 por ciento.

Luis Suárez y Antoine Griezmann, en cambio, pasaron más desapercibidos. El francés perdió una gran oportunidad de meterse en el bolsillo a la grada culé.

Real Madrid Bale sigue trabajando al margen del equipo

A tres días del partido contra el Espanyol, Bale sigue trabajando al margen del equipo. Ayer se ejercitó en el gimnasio en el regreso del Real Madrid a los entrenamientos y en la sesión de hoy hizo una parte en el interior de las instalaciones y otra ya sobre el césped de Valdebebas. El galés es duda mientras Asensio, James, Hazard y Lucas Vázquez siguen con sus procesos de recuperación.

Para la segunda sesión de la semana, Zidane contó con los jugadores del Castilla Altube, Fidalgo, Belman y Fran García en una sesión que comenzó con un calentamiento. A continuación, los blancos llevaron a cabo ejercicios de circulación de balón y presión, trabajo táctico y finalizaron con partidos en un campo de reducidas dimensiones, según informa la web del club blanco.

Real Madrid El vestuario del Madrid celebra la cena de Navidad… ¡y va hasta Bale!

La plantilla del Real Madrid ha celebrado este miércoles su particular cena de Navidad en un conocido restaurante de la capital… con noticia: Gareth Bale ha acudido al encuentro con sus compañeros, hecho inédito desde que llegó al Madrid hace seis años. El galés participó por tanto en el amigo invisible con el que los futbolistas cerraron la velada.

Lo curioso es que esta ‘quedada’ del vestuario ha coincidido en el mismo restaurante, el Filandón, con la cena de Navidad del Getafe, si bien cada una se ha celebrado en un reservado distinto. El local está en las afueras de Madrid y entre su clientela hay varios jugadores del equipo blanco.

La plantilla ya celebró una comida en mayo de 2013, a sólo unos días de la final de Copa contra el Atlético de Madrid en el último partido de Mourinho en el banquillo blanco. Una casa de la que por cierto también es asiduo el Atlético, que ha disfrutado allí de diversos almuerzos.

A la cita ha acudido el grueso de la plantilla, algunos juntos, como Casemiro y Vinícius, que portaba una bolsa para el regalo, Courtois y Hazard y Modric y JovicJames ha llegado como copiloto junto con un amigo. En la imagen de grupo que ha colgado Sergio Ramos sólo faltan Kroos y Benzema.

Risas y ambiente distendido que sirven también para coger fuerzas de cara al tramo final de año, en el que los blancos encadenarán cinco partidos en apenas dos semanas, empezando por el Espanyol en casa, viajando después a Brujas, Mestalla y Camp Nou y cerrando 2019 en el Bernabéu frente al Athletic.

Varane sigue un plan perfecto

En apenas cuatro meses de competición, por la enfermería del Real Madrid han pasado hasta 16 jugadores lesionados y en lo que va de 2019, sin ir más lejos, toda la plantilla ha cogido turno para visitar al médico, salvo Casemiro y Raphael Varane. En el caso del central, sigue un plan perfecto en lo que va de temporada que da sus frutos. Zizou le ha dado tres descansos estratégicos que le mantienen limpio de lesiones y a un gran nivel.

El francés, bastante castigado por las lesiones desde su llegada al conjunto blanco en el verano de 2011, lleva sin visitar la enfermería desde el 28 de octubre de 2018, cuando una lesión muscular en el aductor largo de su pierna derecha le tuvo 27 días de baja. Muchos meses sin tener que parar es significado de éxito para Varane y también para el club que en 2017 tuvo que ver como el francés, castigado sobre todo por el abductor de su pierna derecha, no pudo sumar minutos con regularidad durante los meses de agosto, octubre y diciembre, entre los que estuvo 52 días de baja en total.

Esta temporada, la pareja Varane-Ramos se ha vuelto inamovible en la retaguardia blanca, lo que bien se refleja en el apartado estadístico. El capitán es el segundo madridista con más minutos esta temporada sólo por detrás de Casemiro con 1.590 minutos disputados, mientras que Varane, con 16 partidos jugados de 19 suma 1.440 minutos.

Bien por descanso o por ligeras molestias, con Varane no se arriesga. No jugó ante Osasuna a finales de septiembre el día que Zidane hizo una revolución en el once. Tampoco jugó en Mallorca en el penúltimo parón de selecciones, tras regresar cargado de los compromisos con su selección. Y por último, para el último partido ante el Alavés se cayó de la lista por descanso después de ejercitarse con normalidad en la última sesión previa al duelo de Mendizorroza. Así, Zizou lleva con mimo al central, que suma y sigue respetado por las lesiones y con una continuidad impecable.

Un tienda online de camisetas de futbol replicas. Encontrarás todas las camisetas personalizadas y ropa de entrenameinto de todos los camiseta Real Madrid barata,camiseta Real Madrid replica etc.

A James le queda una semana de baja

Unos problemas musculares han provocado un parón en la temporada de James Rodríguez. Sumados a su paternidad y a una imagen que no ha gustado al madridismo, abandonar el estadio Santiago Bernabéu antes de la conclusión del igualado duelo ante el Real Betis, convierten al colombiano en noticia fuera de los terrenos de juego.

Llevaba jugando con dolor todo el mes de octubre y James ha tenido que parar. Se dañó en un día clave, el partido en el que el Real Madrid tenía que apretar los dientes para levantarse en el que era terreno maldito, el Sánchez Pizjuán, del primer varapalo del curso, la derrota en la visita al PSG con un 3-0 inapelable.

Ese encuentro ante el Sevilla lo acabó con molestias James, y las circunstancias le hicieron seguir jugando con molestias desde el 22 de septiembre. El centrocampista colombiano era conocedor de su situación con un técnico como Zinedine Zidane con el que ya se tuvo que marchar en una ocasión del Real Madrid.

Las lesiones y su profesionalidad en los entrenamientos le habían abierto las puertas del equipo. No quería dejar pasar la oportunidad. Desde Sevilla James disputó cinco encuentros más hasta que se vio obligado a parar tras analizar la situación con el cuerpo técnico. No fue con su selección buscando una mejoría y sin encontrarla, el aplazamiento del clásico del Camp Nou y su paternidad impulsaron parar del todo y recuperar para regresar más fuerte.

El pasado 22 de octubre disputaba su último encuentro, apenas 11 minutos en una cita clave en Estambul, con el Real Madrid respondiendo a la obligación de ganar al Galatasaray para levantar el vuelo en Liga de Campeones. Se ha perdido los encuentros ante Leganés Real Betis, tampoco estará frente al equipo turco en el Santiago Bernabéu.

Según Efe desde el Real Madrid se espera que en una semana James esté en perfectas condiciones para volver a competir. Ha estado más de un mes entrenando bien en la ciudad deportiva pero sin sentirse al cien por cien en los partidos, jugando mermado. Zidane ha decidido que no jugará hasta que esté en perfecto estado.

El 28 de octubre nacía el segundo hijo de James, Samuel, su primer varón tras Salomé, y el futbolista recibía permiso del club para marcharse a Colombia. «Quiero compartir una inmensa alegría. Hoy Dios me permite ser padre nuevamente honrándonos con la llegada de Samuel a nuestra familia. Estamos felices en casa viviendo este momento. De antemano a ustedes muchas gracias por su amabilidad, respeto y prudencia». Esa petición no frenó informaciones sobre la posibilidad de una gestación subrogada.

Lejos del foco futbolístico James se convertía en noticia y a su vuelta a Madrid siguió siéndolo por un acto que no ha caído bien en la afición madridista. Con el partido ante el Betis sin goles, rebosando emoción en un final apretado con ocasiones para el brasileño Vinicius, el colombiano se marchó del estadio diez minutos antes de la conclusión. Ni vio las últimas ocasiones desperdiciadas para firmar el Real Madrid su tercer encuentro consecutivo con victoria.

El reglamento interno ampara a James y Gareth Bale, que por segundo partido consecutivo se marchó antes del final, y el entrenador Zinedine Zidane lo disculpó argumentando que estuvieron antes del inicio animando a sus compañeros en el vestuario, pero son gestos que no gustan en la cúpula del club y menos aún a una afición que interpreta con ellos falta de compromiso.

Ahora James tendrá primero que recuperarse y luego ganarse el perdón de su afición dándolo todo en el terreno de juego. Recuperar de nuevo el rol del que disfrutaba con Zidane será más complicado aún por el crecimiento sin techo del uruguayo Fede Valverde y el regreso tras lesión de Luka Modric.

La sombra de Cristiano Ronaldo sigue oscureciendo al Real Madrid

Al Real Madrid le falta gol. No es una sensación, es una realidad. Le falta puntería, le falta acierto, le falta gol. Le falta gol desde que se fue Cristiano Ronaldo, como si el portugués hubiera abierto la caja de caudales del Bernabéu el día que se marchó y hubiera vaciado las estanterías y los cofres de goles, dejando telas de araña y calderilla tras de sí. Desde entonces el Madrid sobrevive con migajas, con el gol que va encontrando Benzema en el fondo de sus bolsillos, pero en cualquier caso insuficiente para llegar a fin de mes.

Se fue Cristiano, en verano de 2017, y el Madrid no fichó gol, confiando en que los números de Ronaldo se repartirían de forma mágica y ejemplar entre los miembros de la plantilla. No pasó y el batacazo fue histórico en todas las competiciones. Este pasado mercado el club fichó a Hazard, como recambio galáctico del luso, pero quien entre sus muchas cualidades no tiene la de celebrar 50 tantos por temporada. También llegó Jovic, con vitola de suplente de Benzema. Un papel que está cumpliendo a la perfección, sin insumisiones ni reclamaciones de titularidad con sus actuaciones.

Real Madrids Belgian forward Eden <HIT>Hazard</HIT> reacts during the Spanish League football match between Real Madrid CF and Real Betis at the Santiago Bernabeu stadium in Madrid, on November 2, 2019. (Photo by OSCAR DEL POZO / AFP)

Cuando el Madrid le mete cinco al Leganés nadie se acuerda de Cristiano, dirán, pero esos días de derroche están siendo los menos habituales. Los más son los partidos como el del Betis, en los que el equipo echa de menos la facilidad con la que Ronaldo perforaba las porterías rivales.

Desde que Opta tiene datos, desde la 2008-09, esta es la temporada que más le está costando al Real Madrid hacer gol. Ha marcado 24 tantos en 209 disparos. El 11.48% de sus remates acaba en las redes. Pero es que el segundo peor dato es de la temporada pasada, con una tasa de conversión del 14.79%. En las campañas en las que Cristiano vistió de blanco, este dato se movía en torno al 20%, es decir, uno de cada cinco disparos acababa en gol. Ahora es casi uno de cada diez. Y tirar, tira lo mismo, unas 18 veces por encuentro. El problema es que donde antes había goles ahora hay ocasiones falladas, donde había abrazos ahora hay manos a la cabeza.

Hablar de la ausencia de Cristiano Ronaldo en noviembre de 2019 puede parecer excesivo, pero su sombra sigue planeando por el Santiago Bernabéu. Sus datos en la Juve tampoco son para tirar cohetes y no se acercan ni por asomo a los que talló en la piedra de la inmortalidad del Real Madrid. El divorcio más ruinoso de la historia sigue teniendo consecuencias para sus dos protagonistas.

El 22 en el ránking europeo

Manchester Citys English midfielder Raheem <HIT>Sterling</HIT> (C) is embraced by Manchester Citys English midfielder Phil Foden after <HIT>Sterling</HIT> scored their third goal during the UEFA Champions League Group C football match between Manchester City and Atalanta at the Etihad Stadium in Manchester, northwest England on October 22, 2019. (Photo by Oli SCARFF / AFP)

La carencia de gol del Madrid hace que su nombre no aparezca hasta el puesto 22 cuando se ordenan los equipos de las cinco grandes Ligas por su potencial goleador. Con 24 tantos en 14 partidos -un tanto cada 52 minutos y medio- el equipo de Zidane ve a una distancia sideral al Manhester City de Guardiola.

El equipo del Etihad acumula 20 goles más en los mismos partidos. Mientras los blancos andan se acercan a la hora como media para marcar un tanto los de Guardiola lo rebajan a menos de 29 minutos.

En España, Barcelona (33) y Villarreal (25) presentan mejores registros ofensivos que un Madrid que sigue notando la sombra de Cristiano.

Comprar camisetas de futbol tailandia,camiseta Real Madrid replica,camiseta Real Madrid barata en la pagina camisetasdefutboltailandia2019.com.

 

El Real Madrid busca un especialista en faltas, el último en marcar fue Ceballos

Se suceden las faltas en los partidos del Madrid y rota el tirador. En lo que va de temporada han sido siete los jugadores que se han situado ante la pelota en acciones de golpes francos con opción de hacer gol. Ante el Betis fueron Kroos y Casemiro los que buscaron el gol sin éxito. Igual que desde el punto de penalti no ha dudas porque Sergio Ramos se ha convertido en infalible, a la hora de sacar rendimiento a las faltas la situación es bien distinta.

La salida de Cristiano (siete tantos de 96 lanzamientos, 7,29%), ha abierto de par en par la búsqueda de un jugador que sea una amenaza verdadera en los libres directos. El último gol del Madrid de un golpe franco llevó la firma de un jugador que hoy no está en la plantilla blanca: Dani Ceballos, en el campo del Betis el 13 de enero. Desde entonces los blancos han lanzado 19 faltas sin dar con las redes.

Desde la marcha de Cristiano la rueda de lanzadores ha sido tan variada que hasta Mariano tuvo su oportunidad la campaña pasada de probar fortuna. En teoría el elegido debería ser con claridad Gareth Bale. Más allá de las ausencias por lesión del galés su porcentaje no es bueno: 4 de 68.

El problema no es nuevo. Si se analizan las últimas cinco temporadas, el Real Madrid ha marcado 14 goles de falta en 191 lanzamientosLeo Messi, amo y señor de ese aspecto del juego, ha logrado justo el doble de tantos que los blancos. Claro que el volumen de faltas presenta una diferencia abrumadora: de 257 ha dispuesto Messi, 66 menos que todo el Madrid, y 338 el Barcelona, 147 por encima de los madridistas. Son datos que engloban todos los partidos oficiales disputados por ambos.

PARTIDO DE ICC EN EL ESTADIO NRG DE HOUSTON ENTRE REAL MADRID Y <HIT>BAYERN</HIT> DE MUNICH

En el camino que va desde el gol de Ceballos a hoy sí aparece un gol del Real Madrid en un golpe franco, pero fue en un amistoso. Lo transformó Rodrygo ante el Bayern en Houston en la pretemporada. De momento el brasileño no tiene galones suficientes para afrontar un lanzamiento.