Courtois se quita la espina del 5-1

Todo el Real Madrid salió ganando de la comparación con la última visita al Camp Nou, aquel 5-1 que certificó la carta de despido de Julen Lopetegui. Pero si hubo un jugador que se desquitó de aquella noche de pesadilla fue Thibaut Courtois, que pasó de encajar cinco a dejar su puerta a cero, y de cosechar muchas críticas tras aquel partido de hace un año y medio a salir como uno de los destacados de la noche, confirmando su buen momento bajo los palos del Real Madrid.

Tres días después de reclamar protagonismo en ataque, con aquella subida para rematar un córner que acabó con el gol de Benzema que dio al Madrid el empate en Mestalla, Courtois dejó su puerta a cero por novena vez en la temporada. El dato evidencia el buen momento del portero, al que acompaña el rendimiento defensivo de un equipo que se aplica en la presión desde el primer hombre de su ataque. Pero, cuando el rival supera las líneas blancas, ya aparece Courtois para negar la ocasión. Fue lo que le sucedió a De Jong tras una buena acción individual, pero su disparo murió en las manos del belga. Fue su única intervención de riesgo, aunque también se mostró seguro por arriba en las pocas acciones a balón parado de la que disfrutó el Barça.

Courtois está asentado como indiscutible en la portería del Madrid y su rendimiento empieza a estar a la altura de lo que se esperaba cuando el Madrid acometió su fichaje hace una temporada y media. Llegaba el mejor portero del Mundial de Rusia, pero su primer curso, como el del equipo, fue decepcionante. Esta temporada, ya sin la competencia de Keylor Navas, está mucho más cerca de su mejor versión, como demostró en Mestalla y ratificó ayer en el Camp Nou.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *